Atala

Atala significa desde sus orígenes pasión por el ciclismo y profundo conocimiento internacional.

Elementos esenciales para hacer frente a la sensación y la emoción de ser una empresa lider, afrontar los retos del mercado y satisfacer a los ciclistas más exigentes.

Desde 1921 hasta la actualidad, Atala ha hecho historia en el mundo de la bicicleta. Todo comenzó en Padua en 1921 cuando el artesano César Rizzi comenzó a producir bicicletas bajo la marca Ceriz, que posterioremente en el año 1938 añadió la marca Atala, y más tarde, la prestigiosa Maino y Dei en los años 60 animadas por el liderato en la escena de las carreras internacionales.

En el año 2002 la empresa tomó el nombre de Atala Spa, en un proceso dinámico bien establecida en la experiencia nacional e internacional, contando con un amplio y profundo conocimiento en el mundo de las bicicletas. Desde sus comienzos la empresa ha seguido tres lineas productivas, bicicletas que representan la mayor parte de su actividad, seguidas de aparatos de ejercicio en casa (fitness) y accesorios y repuestos para sus bicicletas y productos.